La importancia de un buen Drenaje Llinfático

DRENAJE LINFÁTICO : Qué importancia tiene y para qué sirve

Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar del drenaje linfático, de sus beneficios, sobre todo cara al verano y la operación bikini, pero… no os han explicado en detalle el por qué actúa de esa forma, él resulta tan positivo para el cuerpo y los efectos que producen en el. Hoy en nuestro BLOG MAZZINI de los viernes, os damos las claves y la importancia de un buen drenaje linfático.

DRENAJE LINFÁTICO, DEFINICIÓN:

El drenaje linfático es una técnica de masaje imprescindible en medicina estética corporal y estrella de la especialidad de fisio-estética (fisioterapia de aplicación estética). Funciona como tratamiento para combatir la hinchazón producto de la retención de líquidos (ideal para celulitis y abdomen) y es un complemento básico para cualquier tratamiento, tanto médicos como quirúrgicos (por ejemplo, tras una liposucción en el quirófano siempre el médico receta un programa de drenajes para acelerar la recuperación postoperatoria).

En embarazadas se recomienda para la temida retención de líquido y prevenir las piernas hinchadas y problemas circulatorias y de movilidad según que casos.

DRENAJE LINFÁTICO, LA CLAVE DE LA REMODELACIÓN CORPORAL:

El drenaje linfático manual, está indicado como parte indispensable de cualquier protocolo médico estético de remodelado corporal y siempre incluido dentro de los planes anticelulitis (pues todos los tipos de celulitis tienen un componente, mayor o menor, de retención), en nuestra escuela siempre se apuesta por la opción manual y aparatología natural como ( las piezas de Maderoterapia, evitando así recurrir a variantes mecánicas.

En cuanto al masaje de drenaje linfático en sí: es una técnica que implica una formación exhaustiva para realizarlo con una dirección, presión, repetición y secuencia muy concreta. Su finalidad última: estimular el sistema linfático, un sistema abierto que circula paralelo y en armonía con el sistema circulatorio y cuyas funciones son esenciales para nuestro organismo y en especial en estética pues contribuye a mantener la homeostasis (equilibrio de los tejidos orgánicos), regulando el flujo intersticial, drenando y transportando moléculas que por su tamaño no puede evacuar el sistema venoso.

Además, constituye el sistema defensivo del organismo, a través de los órganos linfoides. Los vasos linfáticos tienen una gran adaptabilidad y una enorme capacidad de transporte, pero cuando esta capacidad se sobrepasa, el sistema se ve desbordado y la linfa se estanca en los tejidos. Es lo que se conoce como edema o retención de líquidos que es lo que el masaje ‘desbloquea’, logrando reestablecer el buen funcionamiento de la linfa y ayudándola a trasladar el líquido y residuos excedentes hacia el riñón para su posterior evacuación. eliminando así las toxinas del cuerpo y aportando un beneficio al mismo.

Siempre hay que acudir a un/una profesional que esté acreditado para realizarlo, ya que se mueve todo el sistema linfático y circulatorio.

MAZZINI SALUD&BELLEZA

Ángela Urbina


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?