Como proteger tu pelo después de un verano de playa y piscina

Si quieres acabar el verano sin que tu pelo haya sufrido un verdadero calvario, es momento de protegerlo cada día del sol y de otros agentes que lo dañan y están presentes en las playas y las piscinas.


En verano toda la atención se la destinamos a nuestra piel, pero nuestro pelo también sufre durante los meses mas calurosos del año. Es en la época estival cuando el cabello sufre un deterioro de una manera intensa y acentuada al estar expuesto a los rayos UV que provocan la deshidratación. Esto se traduce en un cabello mas áspero, sin brillo, apagado, quebrado y numerosas de nuestras puntas abiertas.

¿Porque sufre mas el pelo en verano? Hay bastantes agresiones externas que afectan de manera negativa al pelo y que son especificas de los meses estivales. La exposición directa al sol, el aumento de temperaturas o el sudor hacen que se provoquen efectos perjudiciales. Además existen otros agentes mas específicos del verano como la sal, el mar y el cloro de las piscinas.

Todas estas causas hacen que cuando llegue la vuelta a la rutina en el mes de septiembre no pueda faltar en nuestra agenda una visita urgente a la peluquería. Pero, como dicen las más sabias de la familia , más vale prevenir que curar, así que te vamos a dar unos buenos consejos para mimar tu pelo durante el verano y que cuando éste vaya finalizando no se aprecien ninguna de las consecuencias de sus principales enemigos.

Protección frente a la exposición al sol

El sol es uno de los grandes enemigos de la piel y del cabello en verano. Las exposiciones prolongadas en el tiempo afectarán a la zona del cabello que se llama tallo, siendo esta una de las más sensibles a las quemaduras , y hará que se dañe la queratina, que es la principal proteína del cabello, también puede afectar a la vitamina E y C presentes en el pelo, lo que podría provocar que se acabe deshidratando y ello provoque la caída. Además en estos meses estivales percibimos como el pelo teñido se oxida y deteriora los pigmentos, provocando una modificación del color. Aquellas personas con poca densidad de pelo, deben prestar máxima atención, ya que el cuero cabelludo sufre de deshidratación y se pueden provocar quemaduras, la forma de combatirlo es fácil con el uso del algún tipo de pañuelo o gorra.

Podemos recurrir a los protectores capilares ya que ellos nos aportan una ayuda extra. Este tipo de productos protegen nuestro cabello del sol, el cloro y la sal del mar, siendo estas formulas que no apelmazan nuestro cabello y podemos utilizarlo con nuestro cabello seco o mojado, tantas veces como queramos, siendo aconsejable la aplicación después de cada baño.

Máximo cuidado al visitar las piscinas

El problema cuando acudimos a una piscina es la presencia de cloro y sulfato de cobre que afectan de manera negativa a nuestro cabello llegando hasta el punto de decolorarlo. Esto es debido a que el cloro provoca una deshidratación y elimina todos los aceites de nuestro cabello, en los cabellos teñidos llega a degradar la pigmentación modificando el color actual. Para evitar este deterioro basta con aclarar nuestro cabello en las duchas después de darnos un baño en la piscina, ya que retiraremos los restos de cloro o sulfato de cobre.

Cuidados en la playa

Las visitas a las duchas después de cada baño no es exclusivo de las piscinas, sino también debemos realizarlas después de bañarnos en el mar. Hemos de saber que la sal del mar es la causante de resecar y deshidratar nuestro pelo ya que su PH es mas alto que el del cabello.

Pero aun así debemos destacar las bondades y beneficios que podemos obtener tras bañarnos en el mar, sobre todo para aquellas pieles que tengan tendencia a la dermatitis, calmará su irritación tras los baños y en aquellos cabellos que tengan tendencia a ser grasos, los suavizara y dará mas volumen.

Mantener nuestro cabello siempre bien hidratado

Si de forma habitual en nuestro cuidado del cabello debemos realizar el uso de mascarillas y acondicionadores, en estos meses estivales mas aun. El calor abre la cutícula del pelo, por lo que mantener una buena hidratarlo ayuda a que se selle. Es aconsejable el uso de mascarillas hidratantes y reparadoras, aceites capilares que nos ayudaran a esta hidratarlo con un uso de al menos 2 veces a la semana, deberemos realizar un masaje en el cuero cabelludo antes del lavado o aplicarlo por la noche, lo dejaremos actuar mientras dormimos. Después de un lavado hay que alternar entre el uso de mascarillas y cremas suavizantes. En caso de cabellos largos, o que tienden a enredarse con facilidad, debemos recurrir a productos que no necesiten ningún aclarado.

La importancia de seguir una correcta higiene

En verano sudamos más y, aunque no nos demos cuenta nuestro cuero cabelludo también suda. Por ello la razón de aumentar los lavados de nuestro cabello las veces que sean necesarias, incluso a diario si vamos a la playa o piscina, ya que debemos eliminar los restos de sal, cloro o protector capilar con el uso de champú y agua dulce. Al aumentar el ritmo de lavado es conveniente el uso de champú mas suave o naturales, por su incorporación de productos biológicos o ecológicos que reducen los efectos abrasivos sobre nuestro cabello.

El verano es momento para secar nuestro pelo al aire

En verano también es el buen momento para evitar el uso de secadores, planchas o todos aquellos elementos similares, debemos recurrir a secar nuestro pelo al aire evitando los moños, trenzas o recogidos, lo que hará que no se seque de forma adecuada y pueda provocar roturas con mayor facilidad.

¿Como lavar nuestro pelo en verano?

Ya sabemos como el calor, el sol y otros elementos externos pueden dañar nuestro pelo y el cuero cabelludo. Tener una correcta rutina de lavado es importante para proteger y reparar nuestro pelo ante estas agresiones. Tenemos varias claves para hacer un lavado mas eficaz de nuestro cabello.

Hacer uso del champú indicado para nuestro tipo de cabello. Parece algo muy obvio, pero es importante saber cuáles son las necesidades del cabello y adecuar el tratamiento a estas. Os recordamos cómo saber cual es tu tipo de pelo y cómo cuidarlo correctamente. No es lo mismo usar un champú de uso regular como uno de tratamiento de alguna diagnosis como caspa, grasa, irritación o caída.

Huir de los componente químicos, haciendo uso de champús con ingredientes naturales, ecológicos, bio, que dañan menos nuestro cabello, sobre todo si son cabellos débiles o castigados.

Eliminar bien los restos de cloro y sal. Es algo que ya hemos aprendido, el agua de la piscina o el agua de mar pueden dejar residuos que son necesarios retirar de nuestro cabello.

Evitar dormirse con el cabello húmedo o mojado. Habiendo visto que es mejor dejar secar el pelo al aire, es importante nunca irse a dormir con el pelo húmedo o mojado, ya que la humedad favorece la proliferación y aparición de hongos que acaban derivando en caspa.

Aclara bien el cabello. Habitualmente prestamos mas atención al momento de enjabonado del cabello pero nos olvidamos a la hora de hacer un buen enjuague. Es importante la eliminación de cualquier resto de champú del cabello y aclararlo con abundancia.

Lavarlo a diario. En la época estival, el cuero cabelludo y el pelo están mas expuestos a la suciedad, al sudor y contaminación por lo que es necesario aumentar las veces en las que lavamos nuestro cabello.

El uso de movimiento circulares en lavado de nuestro cabello. Hay que tener en cuenta que no es necesario frotar en exceso nuestro cuero cabelludo. Con suaves masajes con las yemas de los dedos es suficiente. Es importante el no usar las uñas, ya que arañamos el cuero cabelludo. El masaje debe durar al menos 2 minutos.

Dejar actuar el champú unos minutos. Para que sus ingredientes actúen y puedan ser absorbidas es importante dejar el champú 5 minutos.

Evitar el uso de agua caliente. El agua caliente abre los poros y puede dañar el cabello. Es importante el uso de agua templada, de esta manera los poros permanecerán cerrados, y además el cabello tendrá mas brillo.

Elige champús con ingredientes que nutran y protejan tu cabello. Como por ejemplo Oliva virgen, Manteca de Karité, Zanahoria que controla el sebo del cabello aportando limpieza, suavidad y brillo, o champús con extractos de pomelo que aporta vitaminas y es recomendable para todo tipo de cabellos.

Siguiendo todas estas recomendaciones conseguirás cuidar tu cabello en verano y protegerlo para que sobreviva en la época estival y termine mejor de lo que comenzó, además visitando nuestra categoría de Champús de la linea Bio podrás encontrar una gama de productos ecológicos y veganos.




No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?